miércoles, 1 de agosto de 2018

Huawei supera a Apple como segundo vendedor de móviles del mundo, gana terreno en China

HONG KONG/SINGAPUR (Reuters) - La compañía china Huawei Technologies superó a Apple Inc para convertirse en el segundo mayor vendedor de teléfonos inteligentes del mundo en el segundo trimestre, según datos de firmas de investigación de mercado, al ganar terreno en Europa y ampliar su liderazgo en su país de origen.

El aumento estimado en cuota de mercado llega en un momento en el que se ha reducido la desaceleración en el mayor mercado de ‘smartphones’ del mundo, China. Huawei también logró aventajar a sus rivales al vender más teléfonos repletos de funciones, según analistas.

“Huawei se está pasando a modelos de mayor valor añadido, lanzando nuevos teléfonos emblemáticos con las últimas prestaciones. El P20 Pro de Huawei es el primer modelo de smartphone equipado con cámaras triples, superando a sus competidores en el mercado”, dijo Gerrit Schneemann, analista de IHS Markit una nota.

Según IHS y Strategy Analytics, Huawei acaparó más del 15 por ciento del mercado mundial de ‘smartphones’ durante el período de abril a junio, superando al 12 por ciento de Apple y justo por detrás de Samsung Electronics Co, con una cuota de casi el 20 por ciento.

Los datos de Canalys, que estima que los pedidos de teléfonos inteligentes de toda China superaron los 100 millones en el segundo trimestre desde los 91 millones del primero, muestran que Huawei ganó cuota en su mercado interno en 6 puntos porcentuales en un año, hasta un récord del 27 por ciento.

El mercado chino es clave para Huawei, ya que ha sido cuestionado por Estados Unidos, Australia y otros países por temor a que pueda facilitar el espionaje del gobierno chino.

La compañía ha sido prácticamente excluida de Estados Unidos, sin que operadoras importantes vendan sus móviles avanzados.

Huawei ha negado facilitar el espionaje y ha dicho que es una compañía privada que no está bajo el control del gobierno chino y no está sujeta a las leyes de seguridad chinas en el extranjero. Reuters